Dar la vida


“La Thiloriere ou Descente en Angleterre. Projet d'une Montgolfiere capable d'enlever 3.000 Hommes et qui ne coutera que 300.000 Francs…” Argaud de Barges, 1803.
Así es cómo presentaba “Le publiciste ou Nouvelles politiques, nationales et étrangères” en su número del 2 de junio de 1803 un artefacto llamado el Thiloriere. Se trata de un inmenso globo que, según se afirma en la misma publicación, es “capaz de transportar a 3.000 hombres  y no costará más de 300.000 francos…”. Impresionante. Sobre todo si uno se fija en el detalle de que, además de hombres armados, viajan en la cesta caballos, carros y algunos otros complementos militares.

He intentado averiguar quién fue el autor de tan alucinante proyecto y algún detalle más del mismo... Pudiera ser que el autor de la ilustración, Argaud de Barges, se inventara un motivo acorde con las sensibilidades del momento, que le permitiera ganarse unos sous vendiéndola al publiciste. De paso, salió de sus manos una obra con un aroma a steampunk avant la lettre.

Pero en apariencia, se trata de llamar la atención del futuro emperador sobre un proyecto para invadir Gran Bretaña enviando tropas por la vía aérea. Con tres mil hombres en cada globo… No debía de ser una propuesta del todo excepcional, conocidas algunas de las que recibió Napoleón para invadir el reino vecino.

Hay una carta, por ejemplo, que propone enviar discretamente una decena de agentes, portadores del virus de la viruela, para que viajen por todo el país expandiendo la enfermedad y debilitar así la resistencia a una posterior invasión. Lógicamente, estos agentes deberían sacrificar voluntariamente sus vidas por la patria, al modo en que ahora lo hacen los yihadistas por su fe. Y, en aquél caso, no creo que hubieran voluntarios para ello. Pero sorprende el modo que se tiene, antes y ahora, de invitar a los demás a perder su vida por las más soberanas tonterías.


Share on Google Plus

About Charles de Batz

    Blogger Comment
    Facebook Comment

2 comentarios:

  1. me parece recordar un túnel sobre el canal de la mancha, que fue desechado en muchas veces por ser una locura de ingeniero borracho juas y rejuas.
    Kissss y Kissss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pena que no pasara por la oficina de registro para hacer suya la idea y que sus herederos cobraran sustanciosos royalties...

      Salud!

      Eliminar