El olvido


"Sobre su respectivo poder disputaban un día encarnizadamente el Sol y el Viento. No pudiendo convencerse el uno al otro con razones, como sucede casi siempre que se disputa, acordaron apelar a los hechos: saldría vencedor el que consiguiera despojar a un viajero de la capa en que iba embozado. El Viento comenzó entonces a soplar con furia sobre el caminante. Pero éste al ver que la capa se le iba por todos lados, se la ciñó más al cuerpo y desafió con éxito la fuerza del vendaval. Llegó el turno del sol, y después de disipar las nubes acumuladas por su adversario, comenzó a dejarse caer suavemente sobre las espaldas del viajero con sus mejores rayos de medio día. Una hora apenas habría pasado, cuando el hombre detuvo su marcha, se quitó la capa y corrió a refugiarse bajo la sombra de un árbol"

De esto trata una de las conocidas fábulas de Esopo titulada "El viento y el sol", y así la imaginó Boris Artzybasheff, para una edición de 1933 (The Viking Press, New York), que ilustró con magníficos grabados en madera. Para entonces, Artzybasheff, de origen ucraniano y huido a Norteamérica hacia 1919 tras combatir, según decía, a los bolcheviques con el Ejército Blanco, era ya un artista reconocido. Su gusto por el surrealismo, lejos de limitarle, marcó la identidad de una extensisima obra que a lo largo de su vida fue vista en las páginas ilustrando artículos de las más grandes publicaciones, -Life, Fortune,y Time-, para las que llegó a crear cerca de 200 portadas, y anuncios publicitarios para casas como Xerox, Shell Oil, Pan Am, Scotch y Parker Pens...

De todo esto no tenía idea alguna hasta encontrarme el día pasado con la ilustración que acompaña al texto, cosa que no deja de sorprenderme cuando voy descubriendo que de una trayectoria tan extensa como la que parece tuvo Artzybasheff queda, a día de hoy, un recuerdo más bien difuso. Pero esta materia pertenece ya a otro negociado.

Por cierto, que la moraleja de la fábula dice que la persuasión es más eficaz que la violencia. Efectivamente, de lo bueno va quedando con el tiempo un recuerdo más bien difuso hasta que termina por perderse en el olvido.
Share on Google Plus

About Charles de Batz

    Blogger Comment
    Facebook Comment

2 comentarios:

  1. escriba como siempre hace, suave para que algo quede
    Buen fin de semana Charles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se procura, lo parezca o no.

      Lo mismo para usted, aunque ya, a estas horas, queda poco fin de semana que disfrutar.

      Salud!

      Eliminar